El valor del diseño

 

El valor percibido del diseño en España está asociado casi exclusivamente al aspecto exterior de las cosas: moderno, mac, colores, formas, retoque de fotos, logos, carteles, folletos, muebles, webs. Como consecuencia, los profesionales del diseño en España son esos modernos que hacen cosas bonitas en un mac, les gustan los colores y se inventan logos, carteles, folletos, muebles y webs.

La percepción que tienen desde diferentes sectores empresariales, sociales e incluso la opinión que tienen de si mismos una alarmante cantidad de profesionales del diseño, está relacionado con lo expuesto anteriormente.

“el resultado visual del trabajo del diseñador capitaliza la opinión general sobre el valor del diseño y la aportación de los  diseñadores”

No ayuda

  • No ayuda que en España el diseño no haya sido una disciplina universitaria hasta hace solo cuatro años.
  • No ayuda que, hasta entonces, el diseño estuviera incluido como especialidad en Bellas Artes, luego dentro de una practica artística, no tanto comercial y empresarial.
  • No ayuda que la enseñanza del diseño avance más lentamente que las necesidades de la sociedad
  • No ayuda la falta de comunidad entre las diferentes disciplinas del diseño
  • No ayuda que la estética esté asociada a la superficialidad en nuestro país.
  • No ayuda que los profesionales del diseño no se sientan cómodos en entornos empresariales.
  • No ayuda que los entornos empresariales asuman el buen resultado de un  diseño como anecdótico
  • No ayuda que no se sienta como una necesidad profesional imprescindible, hablar inglés.
  • No ayuda que lo dicho anteriormente facilite el intrusismo profesional.
  • No ayuda no conocer tendencias internacionales (por barrera del idioma?)
  • No ayuda que el diseñador no comparta en sus presentaciones el análisis conceptual y estratégico de su propuesta
  • No ayuda que el diseño se presente solo con argumentos estéticos
  • No ayuda la falta de evangelización sobre el valor del diseño en foros públicos relevantes.
  • No ayuda la falta de presencia de diseñadores-gestores en la vida pública

Sí ayuda

  • Sí ayuda que internacionalmente se reconozca el valor del diseño y los diseñadores
  • Sí ayuda que se necesite rediseñar la estructura social, económica no solo en España, también en el resto del mundial
  • Sí ayuda que el foco económico y social esté en la innovación aplicada a la creatividad
  • Sí ayuda la experiencia en gestión creativa aplicada a productos y marcas  desarrollada durante años
  • Sí ayuda los procedimientos desarrollados en la práctica del diseño –Design Thinking
  • Sí ayuda que haya cada vez más profesionales-gestores de creatividad y diseño en grandes compañías
  • Sí ayuda el interés social que despierta el diseño y el valor añadido que aporta al emprendimiento social
  • Sí ayuda la capacidad de definir contextos y problemas que tienen los diseñadores
  • Sí ayuda que no haya tanta profesiones que tengan la capacidad de generar ideas y hacerlas realidad
  • Sí ayuda hablar de diseño, de diseñadores, de innovación, de creatividad, de rediseñar, de estrategia, de liderazgo creativo, de resultados, de visión, de tendencias, del netwowrking, de la empatía, del producto y las personas, de redefinir, reorganizar, repensar….

Sí ayuda hablar de rediseñar la realidad 

Anuncios

4 pensamientos en “El valor del diseño

  1. “The Big Thing”: El Diseño. | Distrito Beta

  2. Muy bueno el articulo, en cuanto a que no ayuda que en España la carrera como tal no tenga el tiempo que tendría que haber tenido, te puedo decir que no es lo más significativo, en Argentina, la carrera universitaria de diseño se creó en el año 1985, yo la comencé en el año 88 y son mas o menos 5 años de estudio, creo que tenemos una excelente preparación, bueno tuvimos por lo menos, ahora vivo en España y lo que veo alarmante en cuanto a nuestra carrera es como nostros mismos no supimos defender el valor de nuestra profesión. Un saludo cordial!

    • Gracias Fernando!
      Estoy de acuerdo contigo, pero iría más allá: no sólo no sabemos defender el valor del diseño, sino que los propios diseñadores no somos conscientes del valor que tiene nuestro trabajo y nuestros procesos. Para construir ese valor desde la comunidad profesional, habría que “intelectualizar” el diseño, hablar de conceptos más amplios, profundizar en la propia práctica -design thinking-: la prueba de que esto no ocurre es que no hay diálogo ni conversación sobre nuestra profesión en los foros…más allá de aspectos estéticos, tácticos y quejas…que están muy bien, pero es precisamente la parte más “obvia” de nuestra profesión. Y por obvia, digo manida y también aburrida.
      Fíjate en los foros sobre diseño: o se habla de aplicaciones, se “vende” un seminario, o se “promociona” uno mismo….no hay diálogo, ni intercambio de ideas…
      Buffff!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s